Páginas vistas en total

martes, 17 de marzo de 2015

VALENCIA EN FALLAS: CURSO DE PEINADO DE FALLERA. ¡UNA PRECIOSA TRADICIÓN!



Agradecer a todos las integrantes de la Falla Alta-Santo Tomás- y de la Agrupació Falles Barri del Carme, por dejarme seguir todas las explicaciones del curso de peinado de valenciana y huertana con motivo de recoger fondos para ayudar a Nayra, realizado el día 8 de marzo, día de la mujer trabajadora.

Destacar el gran grado de solidaridad que la Falla Ata-Santo Tomás tiene porque además de crear un ambiente estupendo con  las instrucciones que nos indicaba Esther, que doy fe que todo el mundo la intentábamos seguir, el objetivo era ayudar a recoger fondos para la operación de Nayra, todos tenemos que ayudarla colaborando en los próximos eventos que se realicen a tal fin.      




Tened preparado  un estupendo aderezo con sus peinetas y agujas.


Además, debemos tener los moños de fallera, si ya están confeccionados o en su caso las trenzas, para dar forma al moño central y a los rodetes laterales. Muy importante es tener una gomina y cera para el pelo, laca, ganchitos, gomas para sujetar la coleta central, un peine, un cepillo de pelo y para dar el toque final, una  buena laca. 




Primero se humedece un poco el pelo, después buscamos el centro con la referencia de la punta de la nariz  de la fallera y realizamos una raya recta hacia atrás.







Seguidamente para hacer la raya hacia los laterales, hemos de tomar como referencia la punta de la oreja y hacemos las particiones con las tres rayas, las dos de los lados para los rodetes y la posterior para el moño central.
Lo más cómodo, para que no se nos vaya ningún pelito, es poner una pinza hacia adelante a ambos lados de las orejas.




Tiene que estar perfecto el peinado del cabello, totalmente desenredado y al mismo tiempo humedeciendo el pelo. Terminamos haciendo una coleta que esté bien sujeta pero que no quede tirante.



Manos expertas van dando forma a la onda de fallera, en sendas fotografías vemos la altura y posicionamiento de los dedos donde tienen que poner posteriormente la pinza que aguanta la onda, deslizando el peine muy despacio y que quede lo más plano posible y luego dar la forma, bajando hasta la oreja y tapándola, siempre antes dando la redondez al pelo inversamente a la dirección de la onda marcada, y como resultado final quedará a mitad de oreja. 



Una observación: me comentan que hay muchas falleras que no se hacen doble onda, sino un repeinado hacia atrás.


Al recoger el pelo en una coleta, enganchamos la trenzas; posteriormente metes la aguja central por debajo de la coleta que será el eje de referencia.

Para poner las trenzas tienen que estar muy bien peinadas. Se empieza haciendo un ocho y cuando lo tienes formado, le vas dando vueltas, resultando un pequeño moño.



Las trenzas tienen que estar bien marcadas y peinadas y se van posicionando una hacia la derecha  alrededor del moño central y el paso siguiente con la otra trenza sería  hacia la izquierda, una sugerencia es el emplear ganchos curvados  para moños cosidos.



Aseguramos la peineta siempre tomando como referencia la raya central del peinado de fallera para que quede centrada en el moño posterior. Me indica que es mucho más fácil clavar la peineta sin hacer el moño central y molestará menos a la fallera ya que al tener menos ganchos le resultará más cómodo. 


Me comenta que lleva dos trenzas de tres mallas cada una, además del relleno. Dependiendo de la largura del pelo de la fallera se necesitarían más o menos mallas.





El terminado me comenta que es como una cesta, (se unen las dos trenzas en la parte central inferior), colocando la segunda aguja en la parte de abajo.

Otra posibilidad es si el  moño  posterior ya estuviera confeccionado:



Ponemos la cera desde la raiz, donde va la raya, peinamos todo el pelo hacia abajo, posteriormente desde donde está el nacimiento del pelo vamos levantando un mechón, lo sujetamos con el dedo, cuando lo tengamos le ponemos una pinza para sujetar y echamos el pelo hacia atrás. Una sugerencia sería retorcer un poquito para que tenga más presión el pelo y al mismo tiempo tenga más tensión para cuando lleguemos a poner los rodetes.



La fallera ayudará sujetando el moño para que la compañera le pueda poner la aguja central, al mismo tiempo se deberá  notar un poco de presión al introducir la aguja, porque sino denota que el moño puede que esté suelto.


Cuando hayamos puesto el moño central , colocaremos la peineta central, orientándonos con la raya del centro del peinado y posteriormente iremos asegurando el moño central con ganchitos.




Siempre tenderemos  a buscar que la fallera se encuentre cómoda en la ejecución del peinado, nos facilitará la labor, inclinando la cabeza hacia delante, para perfilar la posición del moño central y de la peineta.



Una sugerencia: se empleará ganchos curvados para moños cosidos. El acabado será perfecto cuando pongamos la segunda aguja en la parte de abajo del moño central.

Posteriormente continuaremos con los rodetes laterales:



 El moño lateral tapará la oreja pero dejando el lóbulo al descubierto para poner les arracades, posteriormente sujetaremos el moño lateral con la mano izquierda y con la derecha engancharemos la horquilla verticalmente posicionándola por el centro, insertándola por debajo del pelo y sacándola al exterior.


El movimiento se repite con la segunda horquilla, pero en este caso, la dirección será horizontal.


Muy importante son los ganchitos que aseguren tanto los rodetes laterales con el moño central.

En este caso, los últimos pasos serían poner la peineta y quitar los ganchos que aseguraban las ondas, una sugerencia es pasar el dedo suavemente por la marca que haya dejado, si persistiera la marca se vuelve a humedecer un poquito.



Los resultados son estupendos, ya que podemos admirar el peinado de fallera con todo el lujo de detalles y con las peinetas, preciosamente labradas y las agujas cuidadosamente trabajadas y las horquillas de los moños laterales.




Este peinado ha pasado de madres a hijas, y nos sentimos orgullosas de mantener nuestras costumbres y tradiciones, porque la gracia del peinado está en el cariño que se pone al realizarlo, e intentar una vez tras otra la realización del peinado y tened por seguro que si tenéis alguna duda, siempre tendrás a una fallera que te orientará y te ayudará, porque Valencia despide además de tradición, hospitalidad y fraternidad.





Post de Carmela Sánchez Rodríguez. 
Fotos realizadas por José Félix Gimeno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este enlace podéis dejar aquí vuestros comentarios.