Páginas vistas en total

sábado, 21 de junio de 2014

ANTONIO PUEBLA SÁNCHEZ-RINCÓN, DEDAL DE ORO 2014, UNA GRAN PERSONA QUE SE HA HECHO A SÍ MISMO


Perfeccionista, exigente con su trabajo, amigo de sus amigos, jovial, Caballero, adorable, cercano, abierto, humilde, entrañable, un espíritu inquieto, es para mí D. Antonio Puebla Sánchez-Rincón. Cuando "leas" este post, lo primero que pensaras es: ¿Cómo me trata de usted?.  El D. lo pongo, por la admiración que siento por las ideas y sentimientos que supiste expresarme y transmitirme.   

Desde el primer momento la conversación fluyó y NOS ACOGISTES en tu atelier en donde nos comentaste anécdotas de tu andadura personal y profesional.


¿Que ha significado recibir de manos de S.A.R. La Princesa Beatrice D'Orleans, el Galardón Dedal de Oro 2014 como reconocimiento a su labor profesional?
- Para mí, fue un orgullo en ese momento. Creía que iba a estar un poco nervioso, pero no, estaba súper tranquilísimo. S.A.R. me estuvo alabando porque conocía mi trabajo y la cantidad de clientes que tengo, no solamente por Madrid y Valencia, sino por todo el mundo. Ella tenía constancia de todo eso, que había visto mis diseños y que le gustaban muchísimo.  Sus palabras,  me hicieron más ilusión que recibir el dedal. ¡Me sentí muy orgulloso!


Por su labor profesional ¿Cuál es la mayor satisfacción que ha recibido?
- Fue un cliente que trajo a otro cliente muy importante, un gran empresario Londinense. Cuando fue a presentarme le dijo: te presento a Antonio Puebla, uno de los mejores sastres del mundo pero es mejor persona. Para mí fue el mayor halago.



¿Eres una persona que te has hecho a ti mismo?
-Si pero con ayuda de mi madre. Mi madre era una modista-sastra muy buena de Madrid. Fue la que me enseñó los primeros pasos. Se ve que por mimetismo, desde  pequeñito, lo llevaba en  la genética.

¿Empezaste picando un cuello?
- Con 18 años, cuando salí del colegio, habiendo terminado Filosofía. Se preguntaban: ¿Qué hacemos con el niño? Me senté al lado de mi madre y me puse a picar un cuello como si lo hubiera hecho toda la vida, con una facilidad tremenda. A partir de ahí me lo enseñaron todo.

CALLE DON JUAN DE AUSTRIA, 36 - VALENCIA


¿Es importante el orden?
- Básico y más cuando trabajas con gente para que cada uno sepa donde está todo. La pulcritud, la limpieza eso es esencial.




 ¿Qué significa este cuadro?
-    A mí me trasladó el Corte Inglés, era gerente de sastrería. Lo hice punto por punto para enseñárselo al personal que tenía a mi cargo. Había dos partes la del revés y la del derecho. Falta la parte terminada. La del derecho ya se sabe como es, pero lo importante es saber como está el interior que es donde está toda la base, donde se sustenta el traje.

¿Cómo en las personas?
- Si y como en la arquitectura.

¿Qué significó en tu vida profesional, Vicente Llobet?
- Ese hombre tenía una sastrería, la más importante que había en Barcelona. Me hizo hacer y deshacer unos bolsillos en un abrigo, que eran de los abrigos de aquella época, gordos, de pelo corto y que el vivo tenía que salir perfecto, recto, recto. A él no le gustaba como estaban quedando y hasta ocho veces  me los hizo coser hasta que quedó inmaculado. Todo este tipo de prácticas, lo que te hace es ser exigente en tu trabajo. El éxito de un buen sastre es que tenga clientes muy exigentes y que tú estés predispuesto a querer evolucionar.



¿Has marcado tendencia en la sastrería?
-Si. Lo más importante es que vayas por la calle y digan este es un Puebla. Igual que vayas a una Pinacoteca y digan esto es un Velázquez, un Goya, un Dalí. Tus trajes se tienen que conocer y lo saben.

Entre tus clientes ilustres ¡Qué hay muchísimos! Nos podrías indicar ...
- Orson Welles, era un hombre de una magnitud tan grande que tenía que probarle en el taller. También he tenido que asistir a rodajes de películas que repiten una escena una vez y otra vez. Arrancan una manga y  tienes que estar allí para coserla al momento. Conjuntos de música, que iban muy bien vestidos, Fórmula V, Los Bravos, Los Pequeniques pero los más pijos eran Los Bravos. Esta gente te enseña que tú te has de esforzar más en hacerlo bien.



En el probador tienes una foto del "Valencia".
- Si, cuando Ramos Costa era Presidente, se empeñó que les hiciera los uniformes, hechos a medida.

¿Una frase que quieras transmitir?
- Haz bien y no mires a quien.

¿Filantrópico?
- No lo sé, tendrán que decirlos los demás. Me doy muchísimo. Tengo una enseñanza de mi madre. Estando de vacaciones vi que le entregaba un traje a un vecino (que se dedicaba a representante y lo estaban pasando muy mal económicamente, pero tenía que ir muy bien vestido) y éste no se lo pagó. Y le pregunté que como se había llevado el traje si ella no había podido poner pan en la mesa y me dijo: Niño ese hombre tiene cuatro hijos, tiene que darles de comer y tiene que ir muy bien vestido para poder vender los artículos que lleva. Él me irá pagando poco a poco.




¿En cuanto tiempo se confecciona un traje a medida?
- En plena temporada se tarda dos meses, hoy con la crisis que tenemos, 15 a 20 días.

¿Qué telas te dan menos trabajo? 
- Las telas gruesas.

¿Qué telas son las que quedan más bonitas y que luego al andar, que es como realmente se ve un traje, se observe su movimiento?
- Las finas. En España hay muy pocos sastres que quieran trabajar telas finas. Un traje de tela gruesa, 300 gramos, puede tardar 60 horas en hacer esa chaqueta pero de una tela fina de 180 gramos, tienes que tardar de 90 a 100 horas.

¿Cuál es el momento más difícil para la elaboración de un traje, medir, cortar, coser?
- Es que son todos. Es todo un proceso, uno va unido al otro.  Sino sabes tomar las medidas bien, cortar bien, si luego no sabes coser esa primera prueba, sino sabes probar. La esencia está en la primera prueba, para darle el toque, ese alma que diga: Eso es un Puebla.


¿El futuro de la sastrería?
- Yo estoy enseñando a dos chavales en Madrid y aquí a Javier. Hay dos sastres que tienen sus hijos que siguen pero cuando se acabe ....  se acaba. ¡Es una pena! ¡Porque es un arte! Hubo un momento cuando Rodrigo Rato estaba de Ministro, le propuse montar las Escuelas de Formación Profesional en las que los sastres retirados fueran los maestros. Le pareció muy buena idea,  lo traspasó al de Hacienda  y dijeron que no era factible. No pasa como en Italia, allí si que el Gobierno apoya por completo a la sastrería. ¿Nosotros qué es lo que tenemos aquí? ¿Construcción? La construcción se va a pique y ¿Qué queda? Nada. De un País que su bandera le da vergüenza ponerla ¿Qué se puede esperar?

¿A quien vestirías y  todavía no los has hecho?
- A quien quiera que yo le vista.

 Has aparecido en innumerables revistas, me ha llamado la atención el artículo de la revista  "Quattro", "los 7 sastres" más exclusivos de todo el mundo.
- A los tres años de este artículo, me habían puesto como uno de los tres mejores sastres del mundo.

¿Cómo puedes alentar a un chaval para que se dedique a la sastrería?
- Únicamente es el Gobierno el que puede hacer algo porque nosotros, desde nuestros pequeños talleres no podemos hacer nada. Esto tiene que ser Formación Profesional  y cuando estas personas estén listas, luego hacer meritajes en los talleres para soltarse. Para los comercios que se dediquen exclusivamente a la sastrería a medida, el IVA es importantísimo bajarlo. 

¿Cómo definirías a un sastre? ¿Por qué tú eres un sastre?
-   Yo soy sastre y modisto las dos cosas.  El modisto se dedica a ropa de mujer y el sastre a ropa de hombre y hace ropa de mujer como son trajes de chaqueta, pantalones. Cuando hago un traje de chaqueta lo hago más femenino, lo hago como modisto, entonces tiene otro estilo, tiene otra gracia, se ve femenina. Los smokings femeninos los hacía ya en el año 64 en Madrid, se vestía mucho para la Nochevieja, Nochebuena. Nosotros no hemos sabido vendernos, porque no hemos tenido nunca apoyo ni del Gobierno, ni de nada. Seguimos igual de mal.



¿Cómo podemos distinguir un traje hecho a medida?
- Si tu no entiendes no lo vas a saber apreciar. Pero cuando tu veas a un señor que su traje, los ojales están hechos a mano. Las puntaditas que los trajes de producción están súper marcadas porque están hechas a máquina para sujetar el canto. La finura del traje se ve andando, en movimiento, la gracia que tiene.


¿Cuáles son los complementos más importantes?
- Una camisa bonita, adecuada y una corbata.



¿Tonalidades para este verano y para este invierno?
- A mí me gusta el gris y el azul, en sus distintas variedades y el gris oscuro.
Los tonos cremas son muy bonitos, pero los grises para que no parezcan de portero han de ser en alpaca. La alpaca tiene un brillo especial que le da otra tonalidad.

 ¿Adaptas la prenda a la persona o la persona tiene que adaptarse a la prenda?
- La prenda se tiene que adaptar a la persona. La base para que una chaqueta siente bien, es el punto de encima de la clavícula  donde se tiene que apoyar la prenda.



¿Qué te ha dado Valencia?
- Me he adaptado muy bien a Valencia y me considero Valenciano, aunque no sea de aquí. El hombre es donde pace no de donde nace. Es una ciudad para vivir maravillosa en todos los sentidos. Tiene mucha calidad de vida pero sin embargo es pobre en ciertas cosas. Aquí no sé, por eso del meninfotismo se dejan de hacer un montón de cosas que se podrían hacer y no se hacen, es lo que más lastra. Me ha dado muchísimas amistades y yo también le he dado mi arte. 

¿Qué es la elegancia?
- "El necio  se cubre, el rico se decora, el elegante se viste", ésta podría  ser una aproximación a la elegancia. La verdadera, la que  nace de dentro. Vestirse bien es conocerse, es una cuestión de identidad. De aceptación personal. 

Más información:

PUEBLA SASTRE
Creadores de Moda
Fundado en 1963
Camisería a Medida y Complementos
c/ Don Juan de Austria, 36 
46002 VALENCIA.

Tel./Fax. +34963527090
 Mail: sastreriapuebla@ono.com

Entrevista realizada por Carmela Sánchez Rodríguez
http:\\lavidapasaperoyonopasolavivo.es
http:\\disfruta-t-lo.es

Fotografías: José Félix Gimeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este enlace podéis dejar aquí vuestros comentarios.