Páginas vistas en total

sábado, 7 de febrero de 2015

MIGUEL ÁNGEL FONT BISIER DIRIGE EL TRANCE POSITIVO - HYPNOSIS TV SHOW

Sabéis que realizo entrevistas a personas que me transmiten y la ilusión de Miguel Ángel Font Bisier por esmerarse y disfrutar con lo que hace me la contagió. Bajo la faceta de dirección encontrada en un joven chaval está la madurez y el saber hacer de un profesional, consiguiendo su objetivo: Plasmar su creación con el entusiasmo de un gran equipo.




¿Estás contento con la acogida del estreno de tu primer programa para televisión "El Trance Positivo - Hypnosis Tv show"?

La verdad es que sí, primero porque es un proyecto en el que internamente ha habido muy buena química y, segundo, porque las personas que lo han visto se nota que lo han disfrutado y les ha abierto la mente sobre el tema, que era nuestro objetivo principal.

¡El Trance Positivo próximamente en la parrilla de Mediterráneo TV! ¡Todo listo para el estreno del próximo sábado a las 0.30!
— con Televisame Redacción Avtistv

¿Por qué elegistéis el tema de la hipnosis?

El hipnotista Toni Pons me contactó para realizar un proyecto sobre este tema, así que aunque el formato cambió hasta convertirse en El Trance Positivo, la hipnosis iba a ser la protagonista.

Con solo 27 años ya has ganado el premio Méliès de Plata con el corto Sinnside. Háblanos de ello.

La verdad es que Sinnside ha funcionado muy bien desde que se estrenó en el festival de Sitges en 2013, y recibir este galardón ha sido la guinda de su trayectoria. No lo esperábamos en absoluto, sí que es cierto que habíamos estado nominados varias veces a este prestigioso galardón pero sin mayor esperanza puesto que ahí el nivel es muy alto pero al final parece que nuestra mezcla de terror, moda y cuentos infantiles convenció…



¿Qué mensaje quisiste transmitir?

Sinnside representa en clave de cuento macabro cómo la sociedad actual hace que los niños pierdan la inocencia demasiado pronto a través de la representación de los siete pecados capitales asociados a los villanos y monstruos de los cuentos infantiles. ¡Bienvenidos al lado dulce del pecado!

¿Qué género te apasiona?

Como espectador y realizador, todos. Tengo la suerte de que me siento cómodo en todos y los disfruto por igual, aunque tengo debilidad por el terror y la acción por lo divertido de los rodajes con efectos especiales.

¿Cuál es la responsabilidad de un director de cine?

Comunicar bien el proyecto al equipo durante todas sus fases y no perder la visión global del mismo.

¿Qué te ha aportado esta experiencia?

A nivel personal, ver que las personas somos capaces de mucho más de lo que nos pensamos.

A nivel profesional ha sido un cambio fuerte con respecto a mi trayectoria anterior: nunca había rodado un reality show, improvisando tanto (ya que las personas en hipnosis pueden realizar acciones que no esperas), con tantas cámaras ni tan humorístico. También es el proyecto más largo en duración que he realizado hasta la fecha, 20 minutos por capítulo.



¿Quiénes te acompañan en esta apasionante iniciativa?

Me acompañan el hipnotista Toni Pons, la webtv Televísame, Carlos Gutiérrez de Llumm Studios, la presentadora Lucía Tortosa, el restaurante Epicurean, AerialValencia y muchos habituales de mis trabajos anteriores, como mi ayudante de dirección Nicolás Castelló, Claudia Marconell, Javi Tatay, Alfonso Calza, el ilustrador Hugo Saláis o José Luis Canalejo en la postproducción de sonido.

Estoy muy agradecido a todos los que han hecho posible esta aventura, tanto delante como detrás de las cámaras.

¿Cómo se hace frente a las trabas económicas para conseguir los recursos idóneos para llevar a cabo un proyecto cinematográfico?

Depende de los trabajos hay más o menos presupuesto. En los que yo considero I+D o de exploración y crecimiento personal como este, lo importante es preparar proyectos que despierten la atención de los participantes reduciendo al máximo las jornadas laborales de forma que el equipo pueda tomarlo como un hobby o adaptar sus presupuestos al dinero que haya.




¿Qué es lo que puede más agobiar a un director de cine?

La prepotencia de algún miembro del equipo, por ejemplo… aunque lo que más, no poder llegar a conseguir el resultado previsto en el tiempo pactado y acabar obteniendo un trabajo fallido.

¿Cuál ha sido la experiencia más gratificante que has tenido?

Mi primer fashion film, Eiénesis – In search of light, fue una experiencia muy agradable porque me abrió (y me abre después de más de 4 años) muchas puertas.

Mi cortometraje Llagas también, así como Sinnside y El Trance Positivo. Estos son los que más he disfrutado pero desde luego hay muchos más en los que he tenido la suerte de pasarlo genial a muchos niveles. Por eso nunca pierdo la alegría ni las ganas de trabajar.

Una anécdota sobre El Trance Positivo:

Cuando lo enseño a alguien, me gusta mirarle la cara a ver cómo reacciona, es un programa que hace que la gente se mueva mucho anímicamente, desde el humor al impacto, al sentimiento… Es muy divertido.

Un mensaje que quieras transmitir:

El del programa, hay que ser capaces de ver las cosas desde otra perspectiva, de crecer y de nunca acomodarse o limitarse. Somos capaces de lo que queramos si le ponemos el esfuerzo y las ganas; si encontramos la chispa adecuada.

Os sugiero que durante cuatro sábados a las 00.30 os adentréis en estos interesantes cuatro capítulos y abrais vuestras mentes. ¡Disfrutadlo!

Post de Carmela Sánchez Rodríguez.
Fotografías cedidas por Miguel Ángel Font Bisier

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En este enlace podéis dejar aquí vuestros comentarios.